Todavía no hemos entrado oficialmente en temporada de invierno, pero las lluvias ya han llegado a Galicia. Si tenías planeado hacer el Camino de Santiago en estos meses, es posible que hayas consultado ya los partes meteorológicos y estés algo indeciso o si lo prefieres telo organizamos en Pambretours.com

Muchas personas organizan su viaje en estas fechas o han contratado ya un tour guiado con bastante antelación y justamente la semana en que toca iniciar la marcha no para de llover. ¿Qué hacer en este caso? ¿Piensas perder la oportunidad o postergarlo para otro año?

Hacer el Camino de Santiago en los meses de frío es posible, y no sólo eso… algunos peregrinos lo prefieren para huir de la masificación turística de los meses de verano y disfrutar así de la soledad y la contemplación con la que nos reciben los caminos en invierno.

Siempre hay alternativas

Las etapas del Camino de Santiago suelen estar salpicadas de aldeas y pueblos más grandes o más pequeños. Si la lluvia te pilla por sorpresa no es difícil encontrar un sitio para hacer un alto en el camino y tomarse algo calentito antes de reanudar la marcha.

También existen desvíos para evitar los caminos más embarrados o las cimas de montaña. Si la climatología es adversa siempre es posible buscar un atajo.

Con todo, debes tener en cuenta que muchos albergues cierran sus puertas en los meses de invierno debido a la bajada de afluencia de peregrinos y aunque algunos siguen ofreciendo sus servicios, estos son escasos por lo que lo más recomendable es recurrir a los alojamientos de pago donde tendremos ducha, calefacción propia y todas las comodidades.

Y en nuestros tours guiados tiene la opción de utilizar el vehículo de apoyo

¿Qué llevar en la mochila?

La lluvia no es la mejor compañera de viaje si vas a recorrer largas distancias a pie. Por este motivo te recomendamos ser previsor y equiparte con todo lo necesario…

La capacidad ideal de la mochila para viajar en invierno es de 50/ 60 litros (aunque como sabes si contratas cualquiera de nuestros tours no tendrás que preocuparte de cargar con tanto peso ya que nos ocuparemos del traslado de tu equipaje).

No te olvides de llevar:

  • Ropa impermeable, ya sean chaquetas, pantalones o cortavientos.
  • Un poncho de peregrino (también impermeable) con extensión trasera cubre-mochilas.
  • Botas de montaña tipo Gore-Tex.
  • Polainas: serán tus mejores aliadas para no mojar las botas cuando llueve.
  • Camisetas interiores térmicas que mantengan el calor corporal (de venta en tiendas de deportes).
  • Varios pares de calcetines gordos.
  • Guantes polares (a poder ser para deportes de nieve) y una braga de montaña.
  • Bolsas de plástico para guardar la ropa mojada sin humedecer el resto.

¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Tenéis planeado peregrinar a Santiago en los meses de lluvia o tal vez sois de los valientes que ya han vivido la experiencia? Te animamos a comentar alguna de las anécdotas por las que habéis pasado o los trucos que tuvisteis que improvisar para completar la ruta a pesar de la lluvia o del viento.

Tours Camino de Santiago: BUEN CAMINO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.