¿Has elegido Galicia como destino turístico para tus vacaciones de verano? Ya sea para huir del calor, disfrutar de sus paisajes únicos o de su rica gastronomía, miles de turistas españoles y extranjeros llegan a tierras gallegas cada año para vivir una experiencia inolvidable.

Estos son algunos de los lugares más mágicos que puedes descubrir si haces una escapada a Galicia en estos días de calor.

Si te gusta el turismo rural y te quieres conocer el norte de la Península, recuerda que puedes contactar con nosotros y te informaremos sobre los planes que podemos ofrecerte.

Playa de las Catedrales

Es el nombre turístico que recibe la playa de Aguas Santas, ubicada en el municipio lucense de Ribadeo. Toma este nombre por el parecido que tienen sus formaciones rocosas con las arquivoltas de las catedrales góticas.

Cuando baja la marea, podemos descalzarnos y comenzar a andar por este largo arenal donde la fuerza del mar Cantábrico esculpió, con el paso de miles de años, este impresionante paisaje que deja con la boca abierta al más viajado. Estamos ante la Catedral del Mar.

La playa de las Catedrales está declarada Monumento Natural por la Xunta de Galicia.

Fragas do Eume

Es uno de los bosques atlánticos costeros mejor conservados de Europa (declarado Parque Natural de Galicia en 1997).

Abarca 9125 hectáreas de terreno repleto de exhuberantes bosques que siguen el curso del río Eume. Si eres un amante de la Naturaleza, no puedes dejar de visitar este lugar de excepcional riqueza medioambiental.

El árbol con mayor presencia en este bosque es el roble, aunque también podemos ver castaños y abedules y hasta veinte tipos diferentes de helechos. Los anfibios son los reyes del bosque pero alberga también más de cien especies de aves y cuarenta de mamíferos.

En el corazón del bosque se encuentra el monasterio medieval de Caaveiro, con más de diez siglos de historia en armonía con la Naturaleza.

Playa de Carnota

Con 7km de longitud está considerada la más extensa de Galicia. En ella se forma un conjunto único de dunas y marismas de gran interés ecológico y paisajístico.

En la Playa de Carnota encuentran cobijo multitud de aves migratorias y otras que se asientan durante todo el año.

Otro de sus atractivos turísticos es ver el Monte Pindo de 627 metros de altura se encuentra a escasos dos kilómetros del mar. Un lugar sagrado para los celtas donde la Naturaleza desborda belleza y solemnidad.

Monte y Laguna de Louro

Hacia la parte exterior de la ría de Muros, se encuentra este paisaje de incuestionable belleza que forma parte de la red Natura 2000. En sus 1160 hectáreas de terreno se unen montes, playas, dunas y una de las lagunas litorales mejor conservadas de Galicia.

Al pie de la laguna se encuentra el monte Louro, un afloramiento granítico cubierto de matorrales y pinos.

Es un lugar muy interesante para la observación de aves migratorias aunque se puede visitar prácticamente en cualquier época del año. Si te animas a hacerlo, te recomendamos complementar la visita con un paseo por el casco histórico de Muros.

Ribeira Sacra

Situada a orillas de los ríos Miño y Sil, es uno de los lugares más mágicos de Galicia y un tesoro escondido de la Península Ibérica.

Un destino donde el paisaje, el arte románico y los viñedos milenarios nos invitan a desconectar del ruido, contemplar la Naturaleza o descubrir nuevos sabores.

Descubrirás auténticas joyas medievales como el monasterio de Santo Estevo, rehabilitado e integrado en la red de Paradores Nacionales.

Otro de sus principales reclamos son sus vinos que gozan de prestigio internacional y denominación de origen propia. La variedad Mencía como la uva más señorial y cultivada.

Después de recorrer sus bodegas, te animamos a navegar los Cañones del Sil en catamarán. Te quedarás maravillado por la belleza de estos paisajes de aguas tranquilas y vegetación exhuberante.

Islas Atlánticas de Galicia

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia comprende las islas de Ons, Cíes, Sálvora y Cortegada. En siglos pasados fueron refugio de piratas, pero en la actualidad están deshabitadas y abiertas al público sólo en los meses de verano.

Un auténtico paraíso natural en el litoral gallego, de aguas turquesa y arena fina y blanca que recuerda a las playas caribeñas. No en vano el diario The Guardian ha catalogado a la playa de Rodas en las Islas Cíes como la mejor del mundo.

El acceso es controlado con un número máximo de 2200 personas al día para asegurar la tranquilidad. No existe transporte regular para ir de una isla a otra, pero se pueden contratar cruceros turísticos para visitar el conjunto de las islas.

Costa da Vela

Situada entre las rías de Vigo y Pontevedra, es un mundo virgen donde el mar y los pinos son los dueños del paisaje.

El lugar ideal para contemplar una hermosa puesta de sol, desde el Faro de Cabo Home, uno de los más altos de Galicia. Otro escenario de asombrosa belleza son los acantilados de Donón, de más de 150 m de altura, contra los que el mar choca furioso. Las islas Cíes parecen cercanas y no es raro ver delfines jugando en el agua.

A 160 metros sobre el nivel del mar, dominando el cielo y la tierra, está el mítico Monte do Facho, antiguo castro y santuario celta.

Baixa Limia - Serra do Xurés

Situado al suroeste de la provincia de Orense, cuenta con una superficie de 20.920 hectáreas dividida entre varios municipios.

Su variedad de paisajes regados por las aguas del río Limia, son el paraíso de cualquier senderista. Por una parte es un terreno fronterizo entre España y Portugal, donde la propia Naturaleza, los bosques y los restos arqueológicos de un pasado primitivo parecen difuminar los límites. Aquí los romanos construyeron su Vía Nova para unir Astorga y Braga.

Las sierras escarpadas se unen con las laderas más suaves, con predominio de las formaciones graníticas. Los espesos bosques están llenos de vida: robles, alcornoques y abedules que sirven de abrigo a una fauna muy diversa. Los dólmenes, castros y restos de arquitectura medieval de otras épocas se integran perfectamente en el paisaje dando testimonio del paso del tiempo en este lugar declarado por la UNESCO Reserva de la Bioesfera en el año 2009.

Dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán

Situado en el la península de Barbanza, entre las rías de Arousa y la de Muros e Noia. Este parque es un espacio único dentro del litoral gallego. Cuenta con un extenso sistema dunar de gran valor natural y paisajístico y en sus menos de mil hectáreas de terreno, alberga gran cantidad de especies animales y vegetales.

Según los investigadores, la época de formación geológica del parque fue hace 12.000 o 15.000 años, cuando desaparecieron los mamuts.

Uno de sus mayores atractivos turísticos son sus lagunas: la de Carregal de agua salada y la Vixán, de agua dulce.

Para tener una perspectiva privilegiada de las dunas te recomendamos visitar el mirador de Pedra da Ra. ¡Quedarás maravillado!

Estaca de Bares

Enmarcado en un paisaje impresionante, Estaca de Bares es el punto más septentrional de la península Ibérica, la línea divisoria entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico. Una tierra tan misteriosa como bella, ideal para romper con la monotonía de las grandes ciudades si estás pensando en hacer una escapada rural.

Justo en la entrada a la Ría del Barqueiro se halla el Faro de Estaca de Bares, el faro más al norte de todo el país y que lleva desde 1850 guiando a los navegantes hacia la costa. Junto al faro encontrarás un precioso mirador desde donde contemplar un espectáculo único en el mundo: la unión apasionada entre las aguas del Atlántico y las del mar Cantábrico.

Si eres un amante de la Naturaleza, aquí podrás observar gran cantidad de aves migratorias que cruzan el Atlántico y el Ártico. ¿Te lo vas a perder?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.