Si piensas aprovechar tus vacaciones en las últimas semanas de agosto o septiembre y todavía no has elegido un destino turístico ¡no descartes hacer un hueco en tu agenda para visitar Galicia!

Algunas personas descartan visitar tierras gallegas buscando climas más cálidos, sin embargo todos los que se deciden a conocer esta parte del norte de España, vuelven encantados de su viaje ¿Por qué será? Te daremos algunos motivos por los que vale la pena vivir esta experiencia.

Por sus playas

Tal vez no sean las más cálidas del planeta, pero Galicia cuenta con unas playas maravillosas que algunas veces parecen sacadas de fotos de otros países por su arena fina y su perfil salvaje. Claro está, con la ventaja de evitar las quemaduras de tercer grado que podemos sufrir en las playas de climas tropicales y gozando de cierta intimidad (en muchas de ellas podemos tener la sensación de estar casi solos).

Algunas de las playas más paradisíacas de Galicia son: la playa de Xilloi (en la Marina Lucense), la playa de Carnota (Costa da Morte), la impresionante playa de las Catedrales en la Parroquia de Adevesa (Lugo), la playa de Mar de Fora (Finisterre), la playa de Laxe (La Coruña) o la playa de Rodas (Islas Cíes) que fue clasificada en 2007 por The Guardian entre las diez mejores del mundo.

Y es que la costa gallega es realmente paisajística… por su variedad de colores y su geografía única. ¡Merece la pena conocerla!

Para comer marisco

Aunque es cierto que en muchos países costeros es posible disfrutar de estas delicias del mar, en pocos lugares del mundo existen tantas variedades de marisco como en Galicia: mejillones de O Grove, percebes de Cariño, langosta en A Guarda y ostras de Carril.

Torre de Hercules

Para ver el faro romano más antiguo del mundo todavía en funcionamiento. La Torre de Hércules se encuentra en la provincia de La Coruña y fue construida por los romanos en la segunda mitad del siglo I o principios del siglo II d. C.

Con sus 57 metros de altura, este faro alberga una épica leyenda. Se cuenta que el héroe romano Hércules acabó con la vida de un gigante que atemorizaba a la ciudad y mandó construir una torre sobre sus restos. Algunos historiadores piensan también que los terrenos que la rodean fueron en época prerromana un importante santuario celta vinculado a las creencias del más allá.

Cuando se construyó la torre, ésta quedaba alejada de la ciudad romana de Brigantium que dio origen a La Coruña, pero con el paso del tiempo la distancia se fue reduciendo hasta desaparecer y en la actualidad la torre está integrada en la propia ciudad pero dentro de un gran parque definido como suelo rústico de especial protección y dedicado a zona verde.

La Torre de Hércules fue declarada el 27 de junio de 2009 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es el único faro del mundo que actualmente cuenta con este privilegio.

Puestas de sol

Para contemplar las puestas de sol más bonitas de España. Los atardeceres más mágicos de nuestro país tienen como escenario los paisajes de A Costa da Morte; en el Cabo Fisterra (considerado el “fin del mundo” para los romanos porque pensaban que en este lugar moría el sol), en la playa de O Rostro, Lires o en el Cabo Touriñán. ¡No olvides tu cámara de fotos!

Catedral de Santiago de Compostela

Para ver la Catedral más bella de España: la de Santiago de Compostela, centro de las peregrinaciones europeas desde el siglo XII (sólo compitió en protagonismo con Roma). Si eres una persona devota te emocionarás ante la presencia del sepulcro del Apóstol Santiago. Pero si no eres religioso/a te sentirás igualmente impresionado por la grandeza de su arte y la mezcla única de estilos arquitectónicos que intervinieron en su construcción.

Su gastronomía

Por su gastronomía: contamos con cinco denominaciones de vinos gallegos (Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras), cuatro denominaciones de quesos del país (Tetilla, O Cebreiro, Arzúa y San Simón da Costa). Además tenemos platos típicos tan deliciosos como el cocido de Lalín, la tortilla de Betanzos o el famoso “pulpo á feira”. Las ferias y eventos gastronómicos son una oportunidad única para disfrutar de lo mejor de nuestra cocina regional.

Su gente

Y ¡lo mejor de todo! El carácter y amabilidad con el que los gallegos y gallegas reciben a sus visitantes. ¡Por todos estos motivos estamos seguros de que no te arrepentirás de conocer Galicia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *